Ventajas y desventajas de los motores en montacargas

Los montacargas son máquinas sumamente útiles en trabajo industrial y de transporte de mercancías. Gracias a  vehículos como los montacargas y los patines hidraulicos es posible mover grandes cantidades de paquetes de una sola vez, o bien trasladar objetos demasiado pesados para una o varias personas.

Existen varios tipos y clases de montacargas pero esta vez vamos a concentrarnos en sus motores, las diferencias que existen entre ellos y cuáles son sus principales ventajas y desventajas.

Los equipos que funcionan mediante un motor de combustión interna eran los más comunes hasta hace unos pocos años y siguen siendo los que pueden hallarse en mayor número en casi todos los almacenes y depósitos de mercancías. Ente este tipo de montacargas pueden encontrarse los que se alimentan de gasolina y los de diesel, sin que exista una gran diferencia entre ellos.

Los motores a gasolina son un poco más caros que los de diesel debido al mayor precio del combustible pero el rendimiento de ambos es bastante semejante. Estos motores están en desuso debido al alto nivel de contaminación que producen, semejante al de los automóviles, sobre todo porque muchas veces se utilizan en el interior de grandes naves industriales en las que es difícil contar con la ventilación adecuada para que los gases no queden encerrados y sean respirados por los trabajadores.

Algunos modelos funcionan a través de la inyección de gas natural o gas licuado de petróleo. El segundo de ellos produce emanaciones tóxicas similares a las del combustible fósil mientras que el primero es considerablemente menos contaminante. El costo es muy parecido al tipo mencionado anteriormente pero el tanque puede ser recargado en menor tiempo. Fuera de estas características tienen pocas ventajas en la comparación.

Recientemente se han utilizado cada vez más los motores eléctricos. Son más baratos y para recargarse cuentan con su propia batería alimentada por un alternador, lo que hace que el vehículo se recargue a si mismo mientras está en funcionamiento. Los motores eléctricos no producen emisión de gases por lo que se considera una tecnología mucho más limpia que los de combustión. También tienen ventajas en cuanto al costo de mantenimiento, el cual es mucho menor debido a que cuentan con menos partes susceptibles de desgaste y requiere menos trabajo de limpieza y mantenimiento.

Como puede verse, los equipos eléctricos presentan mayores ventajas que los otros sistemas, tanto en lo económico como desde el punto de vista de la ecología y el cuidado al medio ambiente. Por esta razón, muchas compañías industriales y de transporte de mercancías están renovando sus máquinas de almacenamiento para cumplir con los cada vez más exigentes estándares ambientales que imponen los gobiernos.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply