Lavado frecuente del motor

La limpieza del motor es tanto o más importante aún que la limpieza exterior del automóvil. De la misma manera que la falta de cuidados deteriora la pintura y las vestiduras de los interiores, el motor puede comenzara sufrir daños por deterioro si no se lava a conciencia de vez en cuando. Desde luego, la limpieza del motor es independiente de la revisión en un taller mecánico y la afinación.
El tiempo generalmente recomendado para lavar el motor es cada tres meses, aunque si el uso que se le da a l vehículo es intenso y muy constante, hacerlo con mayor frecuencia le vendría mejor. Con el lavado puedes detectar si existen fugas, aunque sean pequeñas, o fallas de algún tipo.
No necesariamente lo tiene que hacer uno mismo. En muchos lavados de coches se brinda el servicio de lavado del motor junto con el exterior del coche y el aspirado de los interiores. Ellos utilizan agua muy caliente a alta presión. Entre las propiedades del agua no se cuenta la de eliminar la grasa pero con una presión elevada sí que puede hacerlo. Además, la temperatura también afloja el aceite. Utilizan también una combinación de líquidos especiales para realizar un mejor trabajo y en menos tiempo.
Si uno se decide a hacerlo por si mismo, debe recordar que las partes más sensibles son las mangueras del circuito de refrigeración, las correas y las conexiones, así como los cables del sistema eléctrico. Son estas partes las que se deben cuidar más para no dañarlas con el agua. Es importante que quien quiera que lave el motor de tu vehículo tenga especial cuidado con éstas piezas.
La mejor forma de hacerlo es con una compresora que dispare agua a presión como las de los autolavados. Si no se cuenta con ella, la segunda mejor opción es utilizar el líquido limpiador y un pincel. Es más latoso y requiere mayor atención al detalle pero los resultados son estupendos. Es necesario asegurarse de que el solvente que se utilice no esté elaborado a base de polímeros, es decir, que no sea un derivado del petróleo, porque estas sustancias corroen las partes de caucho.
Para comenzar la limpieza propiamente dicha hay que desconectar el motor. También es recomendable colocar algún balde o charola donde puedan caer los residuos tanto líquidos como sólidos. Muchas de las sustancias que se utilizan en el motor son dañinas y pueden contaminar el agua o la tierra si dejas que caigan en ellos. El motor debe estar frío para evitar inhalar vapores tóxicos y nocivos.
Antes de terminar el trabajo, hay que enguajar muy bien cada pieza y retirar el exceso agua que pudiera quedar con un paño seco. Lo mejor es evitar también que queden pelusas que pudieran atorarse o tapar las válvulas de algún mecanismo. Es una labor algo pesada pero garantiza el buen funcionamiento del motor, y ahorra molestias y gastos.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

3 Responses to Lavado frecuente del motor

  1. Hola
    Felicidades por su artículo, me parece muy importante hablar sobre el lavado de motor, muy pocas veces escuchamos hablar sobre la importancia de cuidar el interior de un automóvil pues esto cuenta para que tenga una vida funcional mucho mayor!!

  2. A mi en lo personal me gustó la idea de lavar el motor con un pincel pequeño, la puse en práctica y, aunque es más laborioso obtuve mejores resultados con este método pues mi auto costaba mucho trabajo de arrancar y aunque llevaba al autolavado a que limpiaran el motor nunca quedaba del todo bien, gracias por su consejo.

  3. retiro de escombro says:

    Aunque es muy positivo lavar constantemente el motor en casa lo ideal es llevarlo con el mecánico para una limpieza profesional. La idea del pincel es buena pero aún así debe realizarla el profesional pues uno puede causar daños al motor y de todos modos será necesario llevarlo a componer… es mejor prevenir y dejar todo en manos del experto.

Leave a Reply