Algunas recomendaciones para ahorrar combustible

La primera de las recomendaciones que pueden darse para mantener al mínimo el gasto de gasolina en un automóvil es asegurarse de que todas sus partes funcionan correctamente. Un sistema que no esté trabajando en condiciones óptimas suele provocar un mayor esfuerzo por parte de la máquina y, por tanto, que queme más combustible.
También relacionado con el esfuerzo que realiza el motor, el peso influye en el consumo de gasolina. A mayor peso, mayor trabajo por parte de la máquina. Por esta razón, llevar muchos pasajeros o transportar equipaje pesado aumenta el gasto de combustible. Igualmente, si se llena el tanque de la gasolina el automóvil pesa más, por lo que es aconsejable no llenarlo en cada recarga. Si se tiene el tanque un poco arriba de la mitad es suficiente para no forzar el motor sin riesgo de quedarse sin combustible.
El gasto de gasolina también depende de una conducción eficiente. Si se acelera demasiado tan sólo para llegar primero que los demás al semáforo en rojo, se está desperdiciando el combustible. Arrancones, frenadas bruscas y excesivas.
En los coches de transmisión manual, se debe utilizar la velocidad que corresponde a la marcha, es decir que no se debe manejar en cuarta velocidad si se circula a sesenta kilómetros por hora. Pisar el acelerador en estas condiciones permite el paso de mayor cantidad de gasolina con mucho menores resultados, lo que significa un derroche innecesario de combustible.
La velocidad en general es más gasto. Aunque tardemos menos tiempo en llegar de un punto a otro conduciendo rápido, también es cierto que el consumo de gasolina es mayor. Manejar dentro de los límites de velocidad establecidos y de manera correcta resultará siempre en un menor gasto, además de que contribuye a reducir el riesgo de accidentes.
A muchas personas les gusta manejar con las ventanas cerradas. La ventaja de hacerlo es que la resistencia aerodinámica del vehículo disminuye, al contrario de lo que sucede cuando se llevan las ventanas abajo. El aire empuja hacia atrás el vehículo mucho menos en el primer caso, por lo que se reduce el esfuerzo del motor.
Por el contrario, manejar siempre con las ventanas cerradas pero con el aire acondicionado encendido también genera más trabajo para el motor. El compresor de aire no es eléctrico sino mecánico y extrae su energía de la que produce el motor, por lo que usarlo excesivamente provoca un gasto mayor de gasolina.
Finalmente, traer los neumáticos bien inflados    y la presión adecuada disminuye la resistencia que ejerce el peso del coche contra el suelo, por lo que el motor debe trabajar menos para desplazar el automóvil, con el consecuente ahorro de gasolina.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

3 Responses to Algunas recomendaciones para ahorrar combustible

  1. Hola,
    Antes que nada quisiera decir que ignoraba totalmente el dato de no llenar completamente el tanque de gasolina y el de manejar con las ventanas cerradas pero sin aire acondicionado, todo lo que se pueda hacer para ahorrar gasolina es positivo, no tienen otro consejo más?

  2. varilla corrugada says:

    Hola,
    yo escuche que es muy bueno llenar el tanque de gasolina por las noches pues a medio día el sol es tan fuerte que hace que se evapore casi de inmediato así que rinde mucho más cuando se carga de noche…

  3. Eso es verdad, al llenar el combustible de noche la gasolina no se evapora rápidamente pero para tener un mayor rendimiento de la gasolina no hay que manejar a más de 120 km/hr pues el combustible se gasta más rápido, al igual que si se utiliza la calefacción o aire acondicionado constantemente.

Leave a Reply