Algunos consejos para el cuidado de motores

Ya sea que te transportes en un vehículo de dos o cuatro ruedas, es importante mantener ciertos cuidados constantes para evitar el deterioro del motor, con los cuales puedes ahorrarte no sólo una buena cantidad de dinero sino también molestias innecesarias por una descompostura imprevista. Los siguientes consejos pueden servirte de orientación sobre los elementos que se deben vigilar.
Revisa que los líquidos estén en el nivel correcto. Agua, aceite y anticongelante son los más importantes. Al menos dos veces al mes hay que verificar su estado y asegurarse de que no existen fugas o un gasto que excesivo de ellos que pueda indicar un problema mayor.
Si detectas que tu vehículo está tirando aceite, no es prudente hacer reparaciones caseras o parchar la fuga. Lo mejor en estas situaciones es remplazar la pieza completa. En caso de que no tengas claro dónde está el problema, hay que llevarlo a un mecánico de confianza.
Los químicos de que está compuesto el anticongelante tienden a degradarse y perder calidad, por lo que se debe cambiar cada dos años, aún en caso de que no hayas detectado ninguna falla en su funcionamiento o en el depósito. De esta manera puedes extender la vida  útil de tu motor.
La falta de uso o incluso un viaje por caminos de terracería pueden acumular polvo en el motor. En ese caso, basta una limpieza en seco de las partes más visibles para evitar que se acumulen sedimentos que obstruyan en paso de los líquidos y los gases. Igualmente, es recomendable revisar que no se junten sedimentos que raspen las piezas móviles del motor.
En caso de que el motor esté realmente sucio, lo más recomendable es lavarlo con agua a presión, cuidando de no mojar las partes eléctricas. De cualquier manera, siempre es conveniente dejarlo secar para prevenir un accidente o una descompostura en aquéllas partes.
La batería es uno de las partes más delicadas de un motor. Si detectas ácido en los bordes puedes lavarlos con abundante agua pero si el problema persiste lo mejor es cambiarla. Recuerda que sin batería los automóviles no arrancan, así que es muy importante mantenerla en buen estado.
Los cables eléctricos son a veces susceptibles a la corrosión. Si en algún momento encuentras que están pelados o que comienzan a desprenderse no esperes para cambiarlos porque pueden provocar un corto circuito que afecte gravemente al motor.
Finalmente, las bandas del motor también tienen un periodo de vida que depende del uso y el esfuerzo al que se someta a la máquina. Si notas que están gastados o agrietados, es hora de cambiarlos.
Si no conoces de mecánica, una reparación improvisada puede tener nefastas consecuencias pero con estos cuidados básicos puedes evitar molestas y onerosos contratiempos, así como quedarte sin tu vehículo por tenerlo metido en el taller.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

3 Responses to Algunos consejos para el cuidado de motores

  1. Yo creo que tener un automóvil implica un trabajo diario en vigilar que todo marche bien, aunque no se sepa nada de mecánica hay que checar todos los días el aceite, el agua y que no tenga sonidos raros el auto pues a veces son indicadores de que algo anda mal y no lo detectamos hasta que el vehículo nos deja parados en algún lado y es mucho más cara una reparación que la prevención de fallas.

  2. varilla corrugada says:

    El mejor cuidado siempre es la prevención, observar constantemente el vehículo es indispensable para conocerlo y saber cuándo algo está fallando, además el mantenimiento constante y las revisiones continuas con el mecánico ayudan a prolongar la vida útil del automóvil.

  3. Bebes says:

    muy buenas acabo de enterarme de tu pagina web y la verdad es que me parece genial no sabia de mas personas interesadas en estos temas, aqui tienes un nuevo lector que seguira visitandote quincenalmente.

Leave a Reply