La importancia del balancín en los motores

El funcionamiento del motor de un vehículo o una máquina involucra muchos elementos como el uso de aceites sintéticos para que pueda realizar su proceso correctamente, entre otro de esos elementos están los balancines que tienen una función importante. A continuación explicaremos cómo funcionan, los tipos que existen y sus principales características.

El balancín es un elemento de distribución que permite transmitir el movimiento de la leva o de la varilla a la válvula aprovechando el principio de la palanca, éste se apoya en un punto intermedio para actuar como una palanca de primer grado.

Una de sus funciones principales es empujar las válvulas de admisión y escape para que se abran en el momento adecuado, esto facilita la sincronización de los tiempos en un motor de combustión interna, al momento de que esto sucede se acciona el balancín, gracias a que es empujado por el árbol de levas.

Existen diferentes tipos de balancines y la principal diferencia es el eje del giro, el cual en algunos casos puede estar en su centro, a éstos se les conoce como balancines basculantes y en otros casos el eje está en un extremo de la palanca y se le conoce como balancines oscilantes.

El primer tipo de balancín se utiliza cuando el árbol de levas se sitúa en el bloque de un motor y el segundo tipo, que es el balancín oscilante se emplea cuando el árbol de levas se sitúa en la culata de los cilindros.

El material que se utiliza para la fabricación de estos artefactos es el acero, la elaboración se realiza mediante fundición y el conjunto se monta sobre un eje que se llama eje de balancines.

La estructura de los balancines se componen generalmente de dos brazos, uno de ellos se une al empujador y el otro se apoya en la cola de la válvula, los brazos nunca son de la misma longitud, ya que eso permite disminuir la altura de elevación del taqué y del empujador y controlar así las aceleraciones y fuerza de inercia.

Si se llega a detectar un ruido en el extremo superior del motor, puede ser una señal de que el aceite de lubricación no es suficiente para el brazo del balancín. Si esto ocurre es necesario revisar las partes mecánicas o el sistema de lubricación, si quieres conocer más sobre este último punto puedes leer más sobre la tribología y cómo interfiere en la interacción entre las superficies en movimiento.

This entry was posted in Uncategorized and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply