Funciones de los balancines en automóviles

El interior del motor de todo vehículo esconde un mundo fascinante, donde podemos encontrar un sistema de distribución amplio, donde hay piezas como resortes, válvulas, varillas, tuercas, entre otras que son indispensables para el correcto funcionamiento de la máquina. Una de estas vitales piezas es el balancín, del que a continuación hablaremos: qué es y cuáles son sus funciones.

Los balancines forman parte del sistema de distribución, son palancas de acero que giran alrededor de ejes localizados entre las válvulas; cada uno de los balancines cuenta con un cojinete especial que evita la fricción entre piezas, que también puede ser un rodamiento de agujas, que facilita el movimiento de la pieza y reduce el desgaste causado por la fricción. La función del balancín es empujar hacia abajo a las válvulas de escape y admisión para que se abran.

Existen dos tipos de balancines: oscilantes y basculantes.

Balancines oscilantes.  También conocidos como semi-balancines, se encuentran en motores de combustión interna, con árbol de levas en la cabeza, donde el eje de giro pasa por un extremo del balancín, esta pieza es capaz de cambiar el movimiento radial en un movimiento lineal, ya que toma el movimiento de rotación del árbol de levas y la convierte en el movimiento hacia arriba y hacia abajo que abre y cierra las válvulas. Estos balancines suele fabricarse con acero, por lo que tienen una gran cantidad de fuerza y pueden ejercer una gran cantidad de apalancamiento.

Balancines basculantes. Se caracterizan por estar presentes en motores con árbol de levas laterales, donde el eje de giro pasa por el centro del balancín; en un extremo se recibe el movimiento de la varilla, que lo empuja y transmitiendo el movimiento al vástago de la válvula al otro extremo.

Es muy importante prevenir el desgaste de los balancines y cambiarlos al momento si presentan ralladuras; al momento de reemplazar esta pieza es importante utilizar pivotes nuevos, ya que estos también pueden desgastarse y deben reemplazarse al mismo tiempo que los balancines, de lo contrario, provocarán un desgaste excesivo y mayor carga al sistema.

Los ruidos en el extremo superior del motor son la señal principal de una lubricación de aceite insuficiente en el eje del balancín, pues el aceite suministrado en el extremo superior del motor se aplica para mantener el área del árbol de levas lubricado. Además, los ruidos en el motor son señales de advertencia de que se desarrollan problemas con las partes mecánicas y de que el vehículo necesita servicio rápidamente.

This entry was posted in mantenimiento automotriz. Bookmark the permalink.

Leave a Reply