¿Qué es mejor, comprar o rentar patines de carga?

Si eres una empresa o una entidad que hace uso de patines de carga, como el patín eléctrico o patín hidráulico, este artículo te interesará, pues trataremos un asunto que seguro podría poner en consideración los recursos que destinas en maquinaria y equipo técnico.

Una de las primeras preguntas que debes responder es, ¿usas más de cuatro veces al mes el patín hidraulico? Si tu respuesta es no, esta es la primera razón por la cual te recomendaríamos sólo rentarlo, pues no habría mayor beneficio en el hecho de poseer un vehículo que no tendrá mayor uso, salvo en ciertas ocasiones y que sólo ocupará espacio dentro del inmueble en donde lo guardarías.

¿Tienes personal calificado para manejar el patín? Si tú respuesta es no, recuerda que esto puede solucionarse si le pides a tu proveedor de vehículos industriales que capacite a uno o varios empleados para que le den un buen uso. Incluso esto lo puedes hacer una vez comprando el patín. Si tu respuesta es sí, piensa ahora que si esta persona o personas, además de saberlo manipular, son capaces de darle buen mantenimiento. Si no es así, sería bueno considerar los gastos que implicarían darle mantenimiento a los vehículos, ya que cada que los rentas, estos se encuentran en óptimas condiciones, listos para usarse, pues estás pagando por ello y no tienes que estarte preocupando por sus reparaciones o desperfectos; lo cual no sería lo mismo si tuvieras uno.

En caso de rentar patines de carga, ¿rentas más de uno en la misma ocasión? Si tu respuesta es sí, te recomendamos adquirir por lo menos uno, aunque si utilizas más de uno regularmente, te sugerimos comprar los móviles necesarios, esto también significaría una reducción de gastos, pues es más rentable poseer tu propio equipo, que depender del que esté disponible en un almacén. Si tu respuesta es no, de igual manera te aconsejamos pensar en si tienes problemas con la disponibilidad de los equipos que te pueden rentar cuando los necesites, porque hay ocasiones en las que, al no tener lo que requieres, los proveedores terminan por rentarte algo que no necesitabas o algo más costoso.

Decidir invertir o no en maquinaria o equipo para tu empresa, es más sencillo de lo que crees. Sólo basta con hacer un pequeño análisis de los ingresos que tienes para saber si puedes permitirte comprar uno, o los que necesitas; en lugar de rentarlos. En todo caso, recuerda que puedes adquirir vehículos industriales usados que funcionan como nuevos, pero no son igual de costosos. Sólo es cuestión de qué priorices los beneficios que tus decisiones podrían traer consigo a tu empresa y a su operación.

This entry was posted in transporte de carga. Bookmark the permalink.

Leave a Reply