México, productor número 4 de automóviles en el mundo

Por: Isabel Gonzalez Tellez

Entre 2011 y 2016 se instalaron siete plantas armadoras de vehículos en Norteamérica, donde ha concluido el ciclo de anuncios de inversión en plantas de automóviles; de las siete fábricas, una se instaló en Estados Unidos, Volvo, y seis en México, siendo Kia, Audi, Ford, Toyota, Mercedes-Benz Infiniti y BMW, con lo que casi se consiguió duplicar el número de plantas armadoras en México, pasando de 12 en 2008 a 20 para 2019.

Este incremento se realizó para satisfacer la demanda de automóviles en la región; sin embargo el reto principal en la actualidad es echar a andar a todas las plantas, ya que las empresas que llegaron a México lo hicieron sin el apoyo de un socio como lo tuvo Audi con Volkswagen o Daimler con Nissan; por esta razón las armadoras han sufrido para encontrar proveedores, talentos o la infraestructura necesaria para comenzar con sus operaciones.

Por ejemplo, el caso de las plantas de Mazda tuvieron que realizar ajustes y paros de línea para compensar vacíos a nivel operativo y de proveedores; aunque las plantas de Mazda, Honda y Kia se terminaron en cuanto a construcción de complejos en el tiempo previsto, las operaciones entre gerentes, operadores y directivos fue la que tuvo los mayores conflictos.

Los especialistas del sector automovilístico proyectan que, para 2020, México producirá anualmente 4.5 millones de vehículos, un incremento del 40% de los que actualmente se ensamblan.

Actualmente México es el cuarto exportador de automóviles a nivel mundial, sin embargo, la falta de conectividad entre los puntos de producción, los puertos y las fronteras ha impactado en el costo operativo del sector automotriz, ya que alrededor del 12% del costo de un automóvil corresponde a la logística. La red ferroviaria mexicana sólo se conecta con la estadounidense en 8 de 25 cruces fronterizos, lo cual representa un problema para la industria automotriz que envía 70% de las exportaciones hacia Estados Unidos.

Los puertos también presentan dificultades al sector. En el Programa Sectorial de Comunicaciones y Transportes 2013-2018, la dependencia anota que “si bien el tráfico desde Asia ha fomentando que los puertos de Manzanillo y Lázaro Cárdenas adecuen su infraestructura para movilizar un mayor número de contenedores, Manzanillo aún presenta limitaciones en el despacho de mercancía vía ferrocarril”. Además el documento indica que el movimiento de contenedores en los puertos de Altamira y Veracruz se ve limitado por inadecuadas conexiones intermodales, lo que representa un problema potencial para el sector que manda vía marítima casi 800 mil unidades al año, principalmente por Veracruz (67.2%), Lázaro Cárdenas (13%), Altamira (11.1%), Acapulco (8.1%) y Manzanillo (0.6%).

This entry was posted in noticias. Bookmark the permalink.

Leave a Reply