Apilador eléctrico: herramienta primordial en la industria

Las empresas e industrias siempre requieren de maquinarias y herramientas que les ayuden a hacer su trabajo más fácil y eficiente, pues lo que más se necesita en empresas que manejan grandes cantidades de producto es un aliado que les facilite el traslado y acomodo de lotes enteros dentro de los almacenes. Los apiladores electricos son ésa herramienta que no puede faltar en los almacenes si lo que buscamos es que el trabajo esté bien hecho y ordenado.

Existen empresas que compran sus apiladores electricos nuevos para poder adecuarlos al uso que le van a dar dentro de la empresa, hay quienes los rentan y quienes compran uno ya usado, sea como sea, estos aparatos siempre deben mantenerse en perfecto estado si no queremos que causen daños muy importante a los materiales, productos e incluso al personal.

Algunos de estos aparatos se han diseñado específicamente para trasladarse en interiores y otros en exteriores no solamente por el tipo de neumáticos que utilizan, sino también por las fuentes de donde sacan su potencia; hay apiladores de batería y apiladores de gasolina, evidentemente uno de gasolina o diésel no se recomienda para uso en interiores.

Así como no todas las empresas son iguales, no todos los apiladores son iguales pues necesitan cumplir con diferentes trabajos; hasta hoy existen tres tipos de apiladores eléctricos:

– De elevación y atracción manual. Estos apiladores suelen utilizarse dentro del mismo almacén, por lo que cuentan con un mecanismo y capacidad de carga muy limitados y también lentos, así que no se recomienda utilizarlo para tareas complicadas al exterior, no solamente puede ser insuficiente para las tareas, sino que puede sufrir daños por ser expuesto a condiciones de trabajo ajenas a su estructura.

– Apilador autopropulsado. Este tipo de apiladores se mueven de manera motorizada y requiere de una persona que lo conduzca; su capacidad de carga es de 1500 kilos como máximo alcanzando velocidades de hasta 5 km por hora.

– Apiladores mixtos. Estos son los tipos de apiladores más pedidos por las diferentes industrias, pues pueden ser utilizados dentro y fuera de un almacén, cumpliendo con los requisitos de seguridad necesarios para operar al cien por ciento en todo terreno. Esta modalidad es excelente no solo para acomodar las mercancías, sino para descargarlas del camión, así que sus beneficios son elevados.

A muchos comerciantes les va como anillo al dedo la opción de los montacargas mixtos, así no tienen que comprar dos tipos de máquina, una para dentro del almacén y otra para la descarga o para el acomodo de la mercancía en la tienda.

This entry was posted in transporte de carga. Bookmark the permalink.

Leave a Reply