Tipos de resortes y amortiguadores para coches

Cuidar el coche requiere de atención integral pues siendo tantas las partes que componen el sistema automotriz es necesario conocer un poco de todas para no arreglar una y descomponer otra, más en el tema de los resortes y las suspensiones pues son de diferentes estilos las piezas que ayudan a que el coche ande suavemente por las calles.

Hablando de las suspensiones, debemos tomar en cuenta que son varias partes las que forman parte del funcionamiento íntegro del sistema ya que si bien los amortiguadores son unos de los tipos de resortes que hay, con cambiar la suspensión no es suficiente. Hay quienes al cambiar solamente la suspensión piensan que han resuelto el problema y puede ser así por un tiempo, pero tarde o temprano los problemas volverán a aparecer.

Los resortes tienen aplicaciones en muchas situaciones de la vida diaria; ayudan a reposicionar el mecanismo de retroceso en armas de fuego, aíslan las vibraciones producidas en los vehículos al andar por las calles, para regresar a su lugar pedales o puertas, como mecanismos de cierre y empuje, entre otros cientos de usos no necesariamente relacionados con lo automotriz.

Existen diferentes tipos de resortes para las diferentes tareas:

Resortes de rango constante. Estos resortes sirven para restaurar la altura correcta del vehículo ayudan a la calidad del manejo y el desempeño ayudando a que las piezas del volante y suspensión se mantengan en su lugar.

Resortes de rango variable. Estos resortes controlan la carga así como va variando mientras están en uso, por lo que es común que la sobrecarga provoque desgaste en la parte trasera del vehículo.

Resortes Control Coil (suspensión delantera). Este tipo de resortes fueron creados especialmente para vehículos con tracción delantera pues permiten un mejor control del vehículo evitando que la suspensión rebote demasiado provocando accidentes y desgaste desigual en las llantas.

Resortes Tuff Coil. Estos resortes se recomiendan principalmente para pickups y SUV’s, pues ofrecen un rango bastante amplio de carga permitiendo también un buen manejo en cualquier terreno que se encuentren; provee firmeza y calidad de conducción.

Resortes Cargo Coil. Estos resortes fueron diseñados específicamente para resolver los problemas que se puedan presentar durante la conducción con carga, pues ayudan a mantener la altura del vehículo.

Cuando nuestros resortes empiezan a experimentar fatiga es importante atender el problema rápidamente para evitar que al romperse nos provoquen fuertes accidentes; si no estamos seguros de cómo podemos notar la fatiga, aquí traemos algunas de las principales señales de que los resortes están empezando a ceder:

– El vehículo está bajo o se inclina ya sea adelante, atrás o a los lados.

– Excesivo desgaste en los amortiguadores, rótulas o extremos en la dirección.

– Aparición de óxido en la superficie del resorte.

– Las espiras de los resortes presentan rasgos de estar golpeando entre ellas.

Recuerde que es importante mantener nuestro coche en perfectas condiciones.

This entry was posted in mantenimiento automotriz. Bookmark the permalink.

Leave a Reply