Cambiando las llantas del montacargas

Todas las personas que trabajan en almacenes y bodegas saben la importancia de tener una maquinaria que les ayude a realizar sus trabajos diarios acomodando y ordenando la mercancía. Es muy importante no solamente tener las máquinas, sino asegurarse de que estén en buen estado para que no haya el riesgo de maltratar o romper la mercancía que llega a los almacenes, ya que esto podría resultar en pérdidas monetarias. Hoy hablaremos de una de las partes más importantes: las llantas de nuestro montacargas.

Es evidente que las llantas o neumáticos de nuestro montacargas son una parte fundamental del buen funcionamiento del mismo; por medio de ellas, se desliza seguro hacia su destino. Como no todas las condiciones de trabajo ni las cargas son las mismas, existen diferentes tipos de neumáticos que actúan dependiendo de las necesidades de trabajo; desde el peso hasta la frecuencia del uso.

¿Cómo cambiar las llantas? Siguiendo estos sencillos pasos

  1. Revisar detalladamente los neumáticos. En una buena revisión, la persona a cargo del mantenimiento debe asegurarse que no hayan daños de ningún tipo ni demasiado desgaste: dependiendo del tipo de montacargas debemos buscar en las llantas quebraduras, ponchaduras, cosas enterradas en la llanta y desgaste excesivo.
  2. Comprar las llantas para montacargas que sean necesarias y que sean de la marca que el aparato necesite, se recomienda no escatimar en gastos.
  3. Quitar la llanta afectada. Empecemos por poner el gato debajo de la rueda que vamos a reemplazar para poder levantar el vehículo hasta que tengamos fácil acceso a la llanta.
  4. Retire el neumático. En el caso que nosotros vayamos a hacer todo el trabajo, necesitaremos la ayuda de la prensa de neumáticos para separar el hule del rin para reemplazarlo con el nuevo material.
  5. Repetir el proceso. Si todas las llantas están muy desgastadas o dañadas se recomienda cambiarlas todas a la vez para evitar un desempeño desigual del vehículo.
  6. Contactar a un reparador de llantas. hay empresas que se dedican a reparar las llantas directamente en el lugar en donde tenemos el montacargas, algunas llantas son demasiado grandes para las prensas de casa.
  7. Los montacargas usados siempre necesitan revisión de llantas. No olvidemos que por bien que veamos un montacargas usado, ya sea rentado o comprado, es nuestra responsabilidad asegurarnos de que todo está en orden.

Se recomienda que hagamos revisiones periódicas de nuestro montacargas para llevar monitoreado el uso y las necesidades de nuestro amigo montacargas.

This entry was posted in transporte de carga. Bookmark the permalink.

Leave a Reply